Nuestros amigos los gatos siempre han tenido fama de ser más ariscos que los perros, y quizá menos juguetones, pero solo hace falta romper esa barrera de confianza con un gato para darnos cuenta que a los mininos les gusta mucho jugar y que son tremendamente divertidos cuando lo hacen.

Os enseñaremos algunos tipos de juguetes para gatos que existen y cuál se adecua más a las necesidades de cada uno.

Juguetes para los cazadores

 

Los gatos son unos animales que tienen el instinto cazador muy vivo. En el caso de los gatos domésticos, como nosotros les proporcionamos su comida diariamente, para ellos la caza se convierte en un juego.
Este tipo de juego es bueno para el animal ya que conlleva un ejercicio físico y mental fundamental para experimentar a lo largo del día.

Dentro de este tipo de juguetes podemos encontrar los más clásicos como por ejemplo los ratones ficticios , las plumas atadas por una cuerda, o las varitas.

Más sofisticados y para una mayor independencia en el juego están los juguetes con movimiento propio, que hacen que el gato se vuelva prácticamente loco persiguiéndolos por toda la casa.

Por último estaría el puntero láser. Este juego necesita de nuestra colaboración y se ha de realizar con mucho cuidado ya que puede causar accidentes al animal o al mobiliario.

¿Por qué a los gatos les gusta tanto jugar con el puntero láser?

 

¿Es bueno que nuestros gatos jueguen con los punteros láser? ¿Puede dañarles la vista o producirles algún tipo de molestia? ¿Por qué les gusta tanto jugar a perseguir el puntito del láser?

Lo primero que hay que pensar es el motivo por el cual la mayoría de los gatos disfrutan mucho persiguiendo el punto rojo.

El brillo de la luz roja y el rápido movimiento del láser hacen que el gato crea que se trata de un ser vivo y, por lo tanto, una presa.

En el momento en el que el minino empieza a perseguir al puntero, en realidad está cazando y poniendo en práctica sus instintos depredadores.

¿El puntero láser puede causar daños al gato?

El primer peligro al que se enfrenta es el de la luz del láser. Los punteros de juguete no suelen superar los 5 miliwatios, lo que haría que un ojo humano se viera perjudicado después de mirarlo fijamente durante 10 segundos. El ojo del gato es más sensible, pero hay bastante margen de seguridad para no causarle daño.

Y para evitar completamente los posibles daños oculares, lo que seguro se debe evitar es enfocar al gato directamente a los ojos.

El segundo peligro al que se enfrenta es la frustración y la ansiedad. Como el gato está supuestamente persiguiendo a una presa, si tras una larga sesión de persecución no la consigue…se frustra.

Para evitar dicha sensación negativa, lo óptimo es no alargar demasiado las sesiones de juego con láser, combinarlas con otro tipo de juegos y/o terminar la carrera contra el láser apuntándolo contra algo que sí pueda cazar (una galleta, un juguete, etc) para que concluya el juego con una victoria.

En conclusión:

  1. No apuntes el láser directamente a los ojos de tu gato
  2. No prolongues demasiado el juego con el puntero láser
  3. Alterna el juego con el láser con otros tipos de juego
  4. Posibilita que tu gato acabe “cazando” al láser (por ejemplo: enfocando un premio o juguete que sí cace)

    Rascadores

    Por otro lado nos encontramos con los rascadores. Estos juguetes, a parte de favorecer el mantenimiento de las uñas del gato, también ayudan al mantenimiento del mobiliario de casa, sobre todo sofá, sillas y alfombras.

    Puedes encontrar gran variedad de rascadores. Desde rascadores con cama hasta auténticas infraestructuras para que el gato, además de desahogarse con las uñas ,experimente el hecho de meterse en agujeros y dé saltos imposibles.

    Dispensadores de comida

    Estos juguetes son muy recomendables, ya que aumentan la actividad felino, disminuyen el hecho de comer excesivamente y mejoran los problemas de comportamiento asociados con el aburrimiento (maullidos excesivos, arañazos, agresión, etc.).

    El más conocido es la tradicional pelota dispensadora, que con el simple hecho de perseguir la pelota, ésta ya va soltando comida. Y luego están los que juegan más con la inteligencia del animal, como por ejemplo aquellos dispensadores de comida en los que tienen que mover un platillo.

POR FAVOR AYÚDANOS A DIFUNDIR. GRACIAS