Los gatos (Felis silvestris catus) llevan con nosotros, desde hace más de 9.000 años. . 

Hasta hace poco tiempo, se deba por hecho que el gato salvaje africano, podía ser su ancestro lejano, sin embargo, los últimos avances en genética, han permitido abrir líneas de investigación que aseguran, que podría tratarse del gato silvestre de Oriente medio, como origen de todos los gatos actuales. Así comenzaron a separarse de las líneas salvajes hace unos 13 000 años y es posible que el hombre, tuviera que ver en ese proceso.

Aunque Johann Erxleben denominó al gato doméstico en 1772 Felis domesticus, y ya en 1758 había recibido el nombre de Felis catus por Carolus Linnaeus, en su obra Systema naturae, estos no son los nombres científicos aprobados en el Código Internacional de Nomenclatura Zoológica.

La Comisión Internacional de Nomenclatura Zoológica confirmó en 2003 la denominación de F. silvestris para referirse al gato salvaje y F. silvestris catus para todas las subespecies de gatos domésticos.

 

Tener un gato en casa, beneficios y ventajas

Si estás pensando en tener un gato en casa, tienes que saber lo primero que es un acto de responsabilidad. Tener una mascota y en especial un gato, implica por tu parte, que vas a cuidarlo, procurarle la mejor atención, su educación en el entorno doméstico, es diferente. Medítalo y piensa si realmente vas a comprometerte al 100%. Además ellos, nos aportan una serie de beneficios a nuestra vida, muy importantes.

Además de ser pequeñas bolas de pelo que hacen nuestras vidas más felices con su ternura, mimos y jugueteos, te sorprenderás al descubrir todos los beneficios de tener un gato en casa. Pues no solo mejoran tu estado de ánimo, sino contribuyen a tu salud, son mascotas independientes y leales, disminuyen tu sensación de soledad y mucho más. 

Los gatos ayudan en casos de depresión

Perder un ser querido es uno de los dolores más fuertes que puede sentir una persona. Pues después de la pérdida se inicia un proceso de duelo, donde se suele sentir depresión, soledad y ansiedad.
Es por esta razón que el amor incondicional y la compañía leal de un gato podrían llegar a alegrar tu vida, son compañeros de vida leales, que con sus demostraciones de amor y curiosa personalidad pueden ayudarte a llenar los vacíos existentes en tu corazón y hacerte reír de nuevo.

Los gatos ayudan a mejorar la salud de tu corazón

Tener un gato en casa será favorable para tu salud cardíaca, ya que está demostrado que los gatos ayudan a bajar los niveles de estrés y ansiedad que son causados generalmente por los problemas del trabajo, económicos o simplemente del hogar que suelen vivirse a diario. Esto sucede porque el conjunto de actitudes y personalidad que poseen los gatos producen en el ser humano un efecto de calma, relajación y disminución de estrés en general.

Ayudan a dormir mejor

Muchas personas han declarado que duermen mucho mejor con su gato que incluso con sus parejas. Esto se debe a que después de crear un vínculo fuerte de amor con tu gato, el sentir que está cerca de ti, cuando descansas, te dará una sensación de tranquilidad y de protección.

 

Ayudan a personas con autismo a relacionarse mejor con el mundo externo.

Las personas que padecen algún nivel de autismo, suelen tener problemas para socializar con otros seres humanos. Es por esto que en los tratamientos aplicados a personas autistas, la terapia con mascotas y en especial perros y gatos, tienen resultados muy positivos. Ya que los gatos les producen un sentimiento de confianza mucho mayor que los seres humanos y además pueden sentir una un lenguaje no escrito y comunicativo alto, con su cuidado.

 

POR FAVOR AYÚDANOS A DIFUNDIR. GRACIAS